Amaneceres sorprendentes
Energías renovables
Pizarra
Patrimonios turísticos e históricos
Paisajes increíbles
Las últimas nieves

Ir a portada  más menos Escuchar el texto Extranet

Castellano · English · Français · by Google

Calendario

<Julio 2017>
LMXJVSD
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31

Agenda del mes


Desde el alfoz al derecho de pastos

Datos de Interés

FOTO

Reproducimos el texto del profesor Rafael Sánchez Domingo sobre derecho histórico en Villasur de Herreros:

Villasur de Herreros perteneció durante la Edad Media al alfoz de Oca. Se cita por vez primera en el Becerro de San Millán como villa de Asur el 15 de marzo de 863. El 1 de enero de 964 consta como Villa ferreros in rivulo de Aslanzone:

"et alia terra qui dicitur abenare, et una vice de molino in illo molino de Kaprera qui est fundato in Villa-ferreros, in rivulo de Aslanzone ab omni integritate".

El Cartulario de San Pedro de Arlanza recoge un documento fechado el 12 de junio de 1092, en que Doña Mayor cede a la abadía de Arlanza su propiedad en varios pueblos en caso de que sus hijos no volviesen de la guerra contra los sarracenos, citando varios lugares de la comarca y estribaciones, entre otros Villasur:

"Similiter et in Okiellas, et... in Beka, et in Pineta, et in Quintana, et in Celleruelo de Ferando, et in Avellanosa, et in Villa Albiella, et in Fenestrosa, et in Tutanca, et in Villa Assurmio... et in ambos Tolbanios et in Vilviestre, et in Nava, et in Carazo".

El año 1168 aparece Villasur en el Cartulario de Santa María de Rioseco, monasterio de monjes bernardos:

"Simili medio ex parte alia vilam que vocatur Sancta Eugenia et alia que vocatur Villa Asur et monasterium ex parte orientis de Ortega".

FOTO

A través de un documento conservado en el archivo de la Catedral de Burgos sabemos que Alfonso VIII el 6 de mayo de 1204 donó a la Catedral de Burgos y a su obispo don Fernando la villa de Villasur de Herreros con todas sus posesiones:

"Presentibus et futursis notum sit ac manifestum quod ego, Aldefonsus, Dei gratia rex Castelle et Toleti, una cum uxore mea Alienor, regina, et cum filiis meis Ferrando et Henrico, grato animo et voluntate spontanea, pro animabus parentum meorum et salute propria ae pro delictorum meorum venia consequenda, facio cartam donationis, concessionis et stabilitatis Deo et cathedrali exclesie burgensi Beate Marie et vobis, domno Ferrando, eiusdem instanti episcopo, Karissimo atque dilectissimo nepoti meo, vestrisque succesoribus perhenniter duraturam. Dono, itaque, vobis et concedo villam illam que dicitur Villaassur de Ferreros, integre, cum collaciis, solaribus populatis et heremis, cum terris, vineis, pratis, rivis, aquis, molendinis, nemoribus et defensis, cum ingressibus et egresibus, et cum omnibus directuris, terminis et pertinentiis suis, iure hereditario in perpetuum habendam et libere ac sine contradictionis aliqua irrevocabiliter posidendam. Et hec mee donationis et concessionis pagina rata et stabilis omni tempore perseveret".

Los testimonios del alfoz que son útiles para intentar determinar la extensión del mismo abarcan los siglos X al XIII y un testimonio útil está datado el 15 de enero de 1237, cuando Fernando III confirmó la donación del obispo de Burgos de Villasur de los Herreros:

"Et mando quod nec prestamarius nec eius merinus intrent in Villa Assur, nec exigant ab eis prandrium vel petitum vel aliquid aliud, quia ego eximo eam ab alfoz de Villafranca".

Durante el siglo XIII, el arcedaniazgo de Burgos comprendía las iglesias de la ciudad así como el territorio equivalente, con escasas diferencias, al actual partido de Burgos, por lo que respecta al de Lara, abarcaba toda la margen derecha del río Arlanza, desde sus orígenes hasta Santa María del Campo y desde aquí hasta Pampliega, San Quirce de Cubillo y todos los pueblos de la Sierra de Pineda y Lara, bañados por afluentes del Arlanza, de lo que se desprende que Villasur se integraba en los lugares de la zona de Pineda de la Sierra.

FOTO

En esta villa y montes circundantes la mayor parte del terreno se dedicaba a pastos, favoreciendo con ello a la ganadería. La Reconquista había facilitado las cosas debido a que desde el siglo XII la población castellana fue desplazándose hacia el sur, adquiriendo mayor importancia la cabaña de lanas trashumante, hasta convertirse en la principal actividad de la población rural. Por ello son varios los documentos custodiados en su Archivo municipal que nos demuestran la dinamicidad de la vida jurisdiccional de Villasur de Herreros consistentes en sentencias arbitrarias, apeos, actas de deslinde, reconocimiento de mojoneras, prenda de ganados, etc. El 3 de noviembre de 1351 Pedro I, con motivo de la celebración de Cortes en Valladolid, otorgó carta de privilegio a los vecinos de Villasur de los Herreros por la que confirmaba una serie de privilegios, consistentes en no pagar más de medio maravedí al año al rey y otro medio al obispo de Burgos. Se trata de una carta de confirmación del privilegio de los que ya habían otorgado previamente Fernando III (Burgos, 15 de enero de 1273); Alfonso X (Sigüenza, 1 de mayo de 1256); Sancho IV (Burgos, 1 de abril de 1285); Fernando IV (Burgos, 28 de mayo de 1299) y Alfonso XI (Burgos, 9 de agosto de 1332).

El año 1468 se firmó concordia con el abad de Foncea sobre derecho de pastos. En 1531 se firmó sentencia arbitraria sobre las propiedades de Villasur y Villorobe. Existe un Libro de apeos con la cercana villa de Arlanzón, sobre su tierra y jurisdicción que abarca los años 1563-1799. El cuidado de los sembrados precisaba que el ganado no los perjudicara y esta es la razón por la que en 1579 Villasur dicta una requisitoria contra los alcaldes de Arlanzón y Urrez "para que tengan en buena guarda sus ganados y no hagan daño en los sembrados".

Villasur firmó varios compromisos en 1611 sobre pastos con Arlanzón, Urrez, Galarde, Zalduendo y Herramel. La prenda de ganado era práctica habitual entre las autoridades jurisdiccionales cuando los ganados de un concejo penetraban o invadían el territorio de otro. Parece que ello implicó el inicio de un proceso, pues en 1628 se inicia una querella contra el alcalde, alguacil y otros vecinos por una prendada de cabras. La dinamicidad jurisdiccional de esta villa es extensa, prueba de ello son los datos sobre distintos requerimientos efectuados entre los años 1655-1768 a Uzquiza sobre derechos y jurisdiccción, así como los pleitos sustanciados contra Arlanzón sobre prendas de ganados.

También firmó Villasur compromisos para la defensa, protección y salvaguarda de sus montes, en concreto firmó un compromiso sobre la comunidad y aprovechamiento del monte de los Costorríos, propio del monasterio de las Huelgas y del monte de Vicera, propio de Villasur. El siglo XVII fue bastante agitado desde el punto de vista judicial para Villasur, puesto que tenía que revalidar constantemente los compromisos con localidades próximas sobre los alcances de sus respectivos términos, como los derechos sobre pastos y aguas que Villasur disfrutaba en Uzquiza el año 1670 o los compromisos con Villorobe sobre el término de Bustos o con el monasterio de San Cristóbal de Ibeas sobre pastos de la granja de Quintanar y, por último, en 1773 se firmó un compromiso sobre pastos entre Villasur y Uzquiza.


logo junta logo feoga logo ministerio logo leader logo agalsa logo diputacion

¿Quieres que te informemos con un SMS de los eventos que tienen lugar en la Sierra de la Demanda?

mail

mail


¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.


mail
Asociación Grupo de Acción Local AGALSA Sierra de la Demanda
C/ Ondevilla, 24. 09199. Pineda de la Sierra. Burgos. España
Tfnos. 947 42 40 28 / 608 742 743
Fax: 947 42 40 29
agalsa@sierradelademanda.com