Amaneceres sorprendentes
Energías renovables
Pizarra
Las últimas nieves
Patrimonios turísticos e históricos
Paisajes increíbles

Ir a portada  más menos Escuchar el texto Extranet

Castellano · English · Français · by Google

Calendario

<Abril 2017>
LMXJVSD
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Agenda del mes


Espinosa del Monte

Fuente de Lamiturri

Lugares de Interés

Transcribimos este interesante artículo del profesor e investigador comarcal Rufino Gómez Villar

 

"El manantial se encuentra a mitad de camino del carretil que une Espinosa del Monte con Santa Olalla. Muy cerca está la Cruz de Estrada, un punto donde la pista se cruza con un camino antiguo, transitado por los vecinos de Villagalijo para ir y venir a San Vicente. Durante siglos se reunían aquí las delegaciones nombradas por los pueblos del Valle de San Vicente para proceder a la revisión de las mojoneras.

FOTO

Además de por Mari y los moros, algunas fuentes de la comarca estuvieron habitadas, mientras creyeron en ellas los campesinos, por las lamias. Las lamias son unas más entre la innumerable cohorte de ninfas, brujas y hadas que, como encarnación de las aguas, moran en las cercanías de remansos y fuentes. A pesar de que se reconoce su existencia en gran parte del folclore tradicional europeo este espíritu femenino tiene, sin embargo, una clara filiación greco-romana. De acuerdo con los relatos legendarios Zeus, el padre de los dioses, se enamoró de Lamia, una hermosísima joven que tuvo que sufrir  la cólera, encendida por los celos, de Hera su esposa. La diosa convirtió a Lamia en un monstruo fabuloso con cola de serpiente y cabeza de mujer, representado con frecuencia en los capiteles románicos de nuestras iglesias y monasterios, e hizo morir a todos sus hijos. Enloquecida por el castigo y convertida en una especie de bruja maligna, Lamia mataba a los niños y robaba la energía de los jóvenes chupando su sangre.

En los campos de los pueblos del Tirón y del Oca no ha sobrevivido ningún relato legendario asociado a la creencia popular en las lamias; no podía ser de otra manera en una tierra que, desde los comienzos del siglo XVI, contaba, nada menos, con cinco conventos franciscanos. A pesar de la riqueza que aún se vislumbra en la cosmovisión campesina de la comarca, los sermones de tabla de los predicadores del convento de San Francisco de Belorado y sus anexos debieron acabar con la mayor parte de la cultura tradicional relacionada con la creencia en brujas y lamias, sobre todo a partir del imparable ímpetu de evangelización contrarreformista. Únicamente los rastros lingüísticos petrificados en la toponimia y en algunos documentos históricos certifican ya estas pretéritas convicciones populares.

FOTO

Vamos a recoger aquí el pobre material semántico que, aparentemente, da vueltas alrededor de las lamias. Un primer ejemplo lo encontramos en Santa Cruz del Valle Urbión, donde se ha inventariado una fuente Lacicuturre cuyo nombre no parece arriesgado suponer corrupción de Lamicuturre: "fuente de la Lamia". No existe, por otra parte, dato etnográfico alguno que propicie este atrevimiento y en este mínimo comentario quedaría la referencia al manantial del Valle del Sol si no fuera porque esconde tras él la pequeña historia de una impostura. En un mapa de la zona de Santa Cruz figura una fuente Las Lacigas, desconocida en la tradición oral de los habitantes del pueblo, cuyo nombre quiere ser versión aproximada al castellano del vocablo original vasco. El ejemplo puede servir para iluminar las tentaciones ultracorrectoras de los equipos de cartografía, para quienes la presencia de algunos nombres de lugar puede resultar, por razones en cualquier caso de naturaleza acientífica, de difícil aceptación. El retoque, invención o traducción de topónimos constituye un problema importante ya que, posteriormente, algunos autores han popularizado en sus trabajos estos errores.

En las tierras del Valle de San Vicente es donde encontramos el testimonio más claro y el primero de su existencia. Lamia se aloja aquí en una fuente, Lamiturri (en 1752 Lameturria, en la actualidad La Inturria) que sirvió como mojón del territorio de un pequeño convento, San Pablo, anexado a San Miguel de Pedroso por el conde Fernán González. Curiosamente este mismo manantial figuraba en 1145 como referente localizador en la donación de una serna al monasterio de San Millán. En aquella ocasión con el nombre de Anderiturri (si se permite la trasliteración de la "r" y la "e" Andre-iturri; vasc:"Fuente Dama"). Un dato importante que -sin profundizar en los problemas cronológicos que induciría la comprobación de las probables falsificaciones sufridas por la documentación condal conservada en San Millán- nos lleva a ver en las lamias, más que a figurantes de segundo orden en el cortejo de Mari, a la misma Señora".


logo junta logo feoga logo ministerio logo leader logo agalsa logo diputacion

¿Quieres que te informemos con un SMS de los eventos que tienen lugar en la Sierra de la Demanda?

mail

mail


¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.


mail
Asociación Grupo de Acción Local AGALSA Sierra de la Demanda
C/ Ondevilla, 24. 09199. Pineda de la Sierra. Burgos. España
Tfnos. 947 42 40 28 / 608 742 743
Fax: 947 42 40 29
agalsa@sierradelademanda.com