Patrimonios turísticos e históricos
Amaneceres sorprendentes
Energías renovables
Pizarra
Las últimas nieves
Paisajes increíbles
Castellano · English · Français · by Google

Calendario

<Agosto 2017>
LMXJVSD
123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031

Agenda del mes


La economía tradicional serrana

Recursos Patrimoniales

FOTOValle de Santa Cruz con el San Millán al fondo

Valle de Santa Cruz con el San Millán al fondo

 

Transcribimos en este documento la página introductoria del interesante capítulo del profesor José Luis Moreno Peña: "Aspectos de la economía agrícola tradicional", extraído del libro "Santa Cruz del Valle Urbión".

FOTOLa ganadería vacuna fue importante en otro tiempo

La ganadería vacuna fue importante en otro tiempo

"La utilización del agua alcanzó desde épocas pasadas un alto grado de eficiencia y racionalidad en Santa Cruz del Valle Urbión. Elemento abundante, que, en forma de múltiples lenguas resbala superficialmente desde los pies del pico San Millán, entre roquedos y escarpaduras matizadas con tonalidades heladas de robledales y hayedos, se va convirtiendo a lo largo de su descenso por las sinuosidades de la montaña en savia verde que infunde vigor a cumplido contingente de prados escondidos entre choperas e intrincadas barreras de zarzales. Se configura así, en la cuna de suaves curvaturas limitada en estrecho cíngulo por la cuerda de las cumbres, un paisaje remansado de espesos arbolados que aíslan a recoletas soledades de frescos praderíos, laboriosamente construidos y pacientemente regados y mantenidos durante siglos, para guadañar y hacer heno de su fruto y para, después, en los días más difíciles de las crudezas invernales servir de paseo a sosegadas vacas y a poco imaginativas ovejas, que recorren, en repetitivos círculos, perezosamente, caminos perdidos entre las tranquilas planitudes recostadas en el fondo del valle y las rápidas pendientes recubiertas por el césped, que asciende hasta el borde de dulzones tapices de arándanos.

El agua domeñada y su aplicación habilidosa a la producción, además de ser la clave de la vida vegetal desarrollada en prados y huertas, constituyó también elemento que dotó de fuerza a molinos harineros y a batanes que hicieron, hasta hace no muchos años, de este escondido rincón apoyado en el regazo de la montaña más alta de Burgos un centro también dinamizado por sus trabajos relacionados con la actividad textil.

FOTO

Pero los ritmos afanosos del preocupado discurrir de aquellos aún no lejanos días se han ido cayendo por la tarde del tiempo, entrecortadamente pero sin pausa, como sube el humo en una hoguera de espinos y aulagares y, las carreras aplicadas a aquellos tan variados trabajos, como las de abejas entre brezales llenos de miel, se han trocado en olores a silencios y rumores de anochecer. Ahora dominan las soledades en las laderas que fueron campos de panes y los sabores melosos se han hecho un desvaido rumor de amargos alejamientos derramados desde cántaros rotos por el tiempo y los olvidos.

Aquellas lejanías de cuidadosa dedicación al cultivo de centeno y trigo sobre vivas pendientes y de cáñamos y linos en las tierras mejores, al cuidado para su medro de los soleados prados, al apacentamiento de una estimada ganadería vacuna, ovina y yeguar, al enfurtido de lanas y al tejido de paños constituyen hoy ya casi sólo un recuerdo como tarea que ocupaba los días y las noches, los meses y los años de sus habitantes, pero siguen siendo una realidad por la firmeza de su huella conservada en el paisaje. Aun cuando hayan desaparecido los campos agrícolas, la geometría irregular del plano parcelario aún dibuja sus líneas sinuosas, remarcadas por los caballones recrecidos para atenuar el desnivel de las laderas ocupadas por el antiguo terrazgo y los prados y los huertos próximos al pueblo siguen ofreciendo la imagen de una cuidadosa elaboración.

El vaciamiento sufrido por su población, común a todos los ámbitos rurales de Castilla, con su acompañante constante de enevejecimiento de los residentes residuales, ha incidido en las actividades de Santa Cruz, a la par que los nuevos planteamientos económicos de carácter general derivaron desde mediados del presente siglo en el efecto de pérdida de funcionalidad de sus tareas tradicionales. Cayó, primero, su industria, se vio disminuida, después, su ganadería, y, por último, perdieron también posibilidades de aprovechamiento económico eficiente los endebles espacios agrarios, afectados por los inconvenientes de la escasez de suelos estables, del exceso de pendientes y de la inseguridad convertida en casi tiranía del clima, menguado de amabilidades para facilitar los cultivos de panes y para la fructificación hasta su sazón de los cultivos hortícolas y de los frutales.

Permanecen como reminiscencia, no obstante, y como huellas de otro tiempo, pequeñas muestras y residuos de la actividad ganadera tradicional, vinculada otrora, en parte, a la producción agrícola y enteramente orientada hoy a la granjería. Se mantiene, sobre todo, con destacada presencia el recorrido impetuoso del agua, que baja desde las cumbres de la montaña cercana, nevadas gran parte del año, y es domesticada a través de numerosas presas para regar los prados y los huertos, y que antaño servía también para impulsar los establecimientos textiles desde los cauces que aún voltean con ruidosas sonoridades sus chorros espumosos entre los entresijos del vetusto caserío, revestido de tonalidades abermejadas".



« El Señorío de Santa Cruz

logo junta logo feoga logo ministerio logo leader logo agalsa logo diputacion

¿Quieres que te informemos con un SMS de los eventos que tienen lugar en la Sierra de la Demanda?

mail

mail


¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.


mail
Asociación Grupo de Acción Local AGALSA Sierra de la Demanda
C/ Ondevilla, 24. 09199. Pineda de la Sierra. Burgos. España
Tfnos. 947 42 40 28 / 608 742 743
Fax: 947 42 40 29
agalsa@sierradelademanda.com