Amaneceres sorprendentes
Patrimonios turísticos e históricos
Las últimas nieves
Energías renovables
Pizarra
Paisajes increíbles
Castellano · English · Français · by Google

Calendario

<Junio 2017>
LMXJVSD
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930

Agenda del mes


El Señorío de Santa Cruz

Recursos Patrimoniales

FOTOEntrada al Palacio del Conde Echauz

Entrada al Palacio del Conde Echauz

Reproducimos en este documento el texto del genealogista Francisco Oñate sobre el Señorío de Santa Cruz del Valle.

FOTOEscudo Señorío de Santa Cruz

Escudo Señorío de Santa Cruz

Así comienza la carta de venta a don Francisco de Alvarado, por el Consejo de Hacienda de Felipe II, de la villa de Santa Cruz del Valle Urbión, efectuada el 21 de enero de 1568 y recogido del Catastro del Marqués de la Ensenada:

"En nombre de la Santísima Trinidad y de la Eterna Unidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo que son tres personas distintas y un solo Dios Verdadero, que vive y reina por siempre sin fin y de la abenturada Virgen gloriosa nuestra señora Santa María madre de nuestro señor Jesuchristo Verdadero Dios y Verdadero hombre, a quien yo tengo por Señora y por Abogada en todos mis fechos y a onra y serbicio suio y del bien abenturado Apostol Señor Santiago, luz y espejo de las Españas, patrón y guiador de los Reyes de Castilla y de León y de los otros Santos y Santas de la Corte Zelestial, quiero que sepan por esta mi carta de Pribilegio o por su traslado signado de escribano público sin ser sobreescrito ni librado en ningún año de mis Contadores maiores ni de otra persona alguna, los doy los que agora son y serán de aquí adelante, como yo Dn Phelipe por la grazia de Dios Rey de Castilla, de León, de Arágón, de las dos Sizilias, de Jerusalén, de Nabarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galizia, de Mallorca, de Sevilla, de Zerdeña, de Cordoba, de Corzega, de Murcia, de Jaén, de los Algarbes, de Algeziras, de Jibraltar, de las Islas de Canaria...

Por cuanto para ayuda y socorro de los grandes gastos que se ofrezieron al Emperador y Rey mi Señor que santa gloria aya y a mi se me han ofrezido en defensa de nuestros Reynos y estados y Señoríos, contra los turcos y moros enemigos de nuestra Santa fee católica y se han gastado la mayor parte de nuestras Rentas Reales y los Socorros, Ayudas y Servizios ordinarios y extrahordinarios que estos nuestros Reynos y todos los otros mis estados en todas partes han hecho y lo que ha venido de las Indias y lo que se ha habido de los Subsidios y bulas de Cruzada que nuestro muy Santo Padre conzedió al Emperador y Rey mi señor y a mi y las otras cosas extrahordinarias y teniendo agora que probeer de mucha suma de Dinero para la sustentazión de los dichos nuestros reynos y señoríos y fortificazión de las fronteras y no habiendo hallado manera alguna menos dañosa, acordamos de vender algunas Rentas de Alcabalas y terzias a nos perteneszientes en nuestros Reynos, por lo cual con acuerdo de los de nuestro Consejo de la Hazienda en veinte y un día del mes de febrero pasado, de este presente año de quinientos y sesenta y ocho, mandamos tomar y se tomó asiento y conzierto con Francisco de Albarado sobre el derecho que nos perteneze o pueda pertenezer a la Jurisdizión Zibil y Criminal de la villa de Santa Cruz del Valle, que es en el Valle de San Vizente, y la compra de las Alcabalas y terzias de ella y de sus términos y diezmerías a nos perteneszentes, y para saber y aberiguar lo que podrían valer y montar las dichas Alcabalas y terzias, mandamos hazer aberiguazión de ello, lo qual se hizo y presentó en el dicho nuestro Consejo de la Hazienda, a donde vista, se acordó que se os vendiesen, conque por razón dello y al dicho derecho que ansí nos perteneze o puede perteneszer a la Jurisdiccion de la dicha villa, nos dieseis y pagaseis seis mil ducados, descontados de ellos los juros perpetuos y al quitar y de por vida que obiese sobre las dichas Alcabalas y terzias y lo que ba a dezir del prezio en que al presente está encavezada por los años de la prorrogazión el encavezamiento general del Reyno, a los treinta y zinco mil maravedís porque se le computaron y cargaron conforme a la aberiguazion que de ellos se hizo. Según más largamente en dicho asiento se contiene e aora el dicho Francisco de Albarado me suplicó y pidió por merced le otorgase carta de venta en forma de las dichas Alcabalas y terzias y visto por los del dicho Consejo de la Hazienda y con nos consultado, fue acordado que se le vendiesen con las condiciones siguientes".

FOTOIglesia de Santa Cruz

Iglesia de Santa Cruz

En dicha venta se incluían las localidades de Soto y Garganchón, por constituir un solo concejo y la jurisdicción civil y criminal sobre dichas localidades, y le autorizaba a poner horca, picota y otras insignias de su poder. Los 6.000 ducados importe de la compra deberían ser satisfechos en dos plazos, 2.000 ducados a la firma de la cesión y el resto una vez descontados los juros perpetuos y al quitar y de por vida que hubiere por ley, en la Feria de Mayo del año 1569.

Años anteriores a la venta de las citadas villas, habían litigado por su posesión don Francisco de Alvarado y su mujer Catalina de Velasco y Rojas por una parte; el Condestable de Castilla y los concejos del Valle de San Vicente y la villa de Cerezo por otra, y el doctor Tovar, fiscal de la Audiencia y Chancillería de Valladolid. La sentencia dictaminó que la jurisdicción civil, criminal y señorío correspondía al rey, lo que facilitó su venta.

En Santa Cruz existe una casa fuerte que aún conserva algunas de sus defensas. En su fachada campea un tosco escudo de armas timbrado por una confusa corona. Este escudo presenta en campo cuartelado: 1º Una cruz. 2º En campo de oro, cinco estrellas de azur de ocho rayos puestas en sotuer: Armas de Rojas. 3º Jaquelado de 12 piezas: Armas de Velasco (El escudo de los Velasco es jaquelado de quince piezas, ocho de oro y siete de veros, de plata y azur). 4º Dos calderas puestas una sobre otra: Armas de Gaona. En azur, dos calderas de oro, gringoladas de sinople y puestas en palo. Esta casa fuerte fue solar de la familia Alvarado Velasco o Velasco Alvarado, señores de Santa Cruz del Valle, Riocavado, Soto y Garganchón, lugares que formaban el mayorazgo de Riocavado.

Del primitivo mayorazgo de Riocavado radicado en la localidad de su nombre, era Sancho Sánchez de Velasco, que casó con doña Luisa de Velasco Carrillo. Y fueron padres de Pedro Sánchez de Velasco, "El Caballero de Riocavado". En la iglesia parroquial de Riocavado, en una capilla situada al lado del Evangelio se encuentra el sepulcro con estatua yacente del citado don Pedro Sánchez de Velasco. Junto al sepulcro y sobre una humilde tabla se puede leer la siguiente inscripción funeraria:

AQUI YACE EL VALEROSO CABALLERO DON PEDRO SANCHEZ DE BELASCO I ROJAS QUE FLORECIO EN TIEMPO DEL REINADO DE JUAN EL SEGUNDO QUIEN HIZO NOTABLES SERVICIOS I EN PARTICULAR EN LA TALA DE LA VEGA DE GRANADA EN EL AÑO DE 1431 - FUE LLAMADO COMUNMENTE EL GRAN CAVALLERO DE RIOCAVADO. FUE CASADO CON DOÑA HURRACA DE GAONA HIJA DE LOS SEÑORES DE ARRAYA MURIO AÑO DE 1442 - MANDO RENOBAR ESTA MEMORIA I ARMAS DON PEDRO DE BELASCO I ALBARADO CAPITAN DE INFANTERIA ESPAÑOLA SU BISNIETO SUCESOR DE LA CASA I MAYORAZGO I SEÑORIO DESTA VILLA I DE LA DE SANTA CRUZ DEL VALLE I SU TIERRA. HIJO DEL MAESTRE DE CAMPO DON FRANCISCO DE ALVARADO I BELASCO DE DOÑA CATALINA DE ROJAS - AÑO DE 1606 -

 

 

El citado don Pedro Sánchez de Velasco como ya queda expuesto casó con doña Urraca de Gaona y procrearon a Bernardo de Alvarado Velasco. Del matrimonio de Bernardo de Alvarado Velasco y María Mathé, nacieron Francisco de Alvarado Velasco y Bernardo de Alvarado Velasco, más conocido este último por Fray Bernardo de Fresneda. Este venerable Bernardo fue fraile de Nuestra Señora de los Ángeles de Cidamón (La Rioja), obispo de Cuenca y de Córdoba, arzobispo de Zaragoza y electo de Toledo, confesor del Emperador y de Felipe II, Comisario General de la Santa Cruzada, Pagador General de las galeras de España y asistente al Concilio de Trento hasta su terminación en 1563.

Propuesto para la silla de Toledo renunció por razones de alta política y a cambio fue nombrado arzobispo de Zaragoza, con cargo de gobernar el reino de Aragón en calidad de Virrey. Dejó fundada la Capilla Mayor de la iglesia conventual de San Francisco de Santo Domingo de la Calzada, cuyo patronato sería para su hermano mayor don Francisco y más tarde para su sobrino don Pedro de Velasco y Rojas. Sin duda contribuyó a la compra realizada por su hermano de Santa Cruz del Valle Urbión, Soto y Garganchón, que quedaban así incorporados al primitivo mayorazgo de Riocavado. Fundó un Arca de Misericordia en Santa Cruz. Murió Fray Bernardo de Fresneda el 21 de diciembre de 1577 y fue enterrado en el convento de San Francisco de Santo Domingo de la Calzada, en la Capilla Mayor de su fundación.

Don Francisco Alvarado Velasco, capitán de infantería y más tarde Maestre de Campo, participó en la conquista de las islas de Gibolo, Tidol, Terenate y Mindanao y en la pacificación de los indios de Nueva Galicia, retirándose los últimos años de su vida a su casa solar de Riocavado. Está enterrado en el convento de San Francisco de Santo Domingo de la Calzada, en la capilla de su patronato. Don Francisco de Alvarado Velasco estuvo casado con Doña Catalina de Velasco y Rojas y fueron padres de Bernardo, que murió siendo mozo y de Pedro de Velasco y Rojas, que les sucedería en el mayorazgo. Don Francisco y su mujer obtuvieron el 4 de mayo de 1576, facultad real para fundar mayorazgo con todos los mencionados señoríos de Santa Cruz del Valle, Riocavado y Garganchón, incluida la casa solar de Santa Cruz del Valle y el patronato del convento de San Francisco, extramuros de Santo Domingo de la Calzada.

Testaron conjuntamente el 18 de mayo de 1578, pero no llegaron entonces a fundar el mayorazgo. Lo fundaría 20 años después doña Catalina, ya viuda, por escritura extendida en Santa Cruz del Valle el 6 de marzo de 1598, en cumplimiento de la dicha facultad real y deseos expresados por ella y su difunto marido en el testamento conjunto, que había sido otorgado ante el escribano Juan Martínez de Lara. Don Pedro de Velasco y Rojas, heredó el mayorazgo que fundaran sus padres y casó con Ana María de Hermosilla y Cortés, Ugochoni y Porres, biznieta por su madre del conquistador Hernán Cortés y engendraron a Catalina de Velasco y Hermosilla, nacida en Santa Cruz del Valle el 2 de enero de 1595. Casó doña Catalina con don Jerónimo de Echauz y Velasco, Caballero de Calatarava, Regidor de Calahorra, hijo y sucesor de don Francisco de Echauz y Frías y doña Ambrosia de Velasco, Vallejo y Salcedo.

El hijo de ambos don Pedro de Velasco Echauz, nacido Echauz Velasco, antepuso el Velasco materno por el mayorazgo de Riocavado y dichos señoríos. Fue Caballero de Alcántara en 1638 y casó con doña Josefa de la Mota Sarmiento y Manso de Zúñiga y fueron padres de Manuel de Echauz de Velasco y de la Mota Sarmiento, que casó con doña Bernardina de Magallón y Beaumont, murió sin dejar sucesión. Sucedió en el mayorazgo, doña María Antonia de Echauz de Velasco, de la Mota Sarmiento hermana del anterior, casada con don Alonso de Ocio y Salazar, Regidor perpetuo de Santo Domingo de la Calzada y Caballero de Santiago. Su única hija doña Teresa Jacinta de Ocio y Echauz de Velasco casó con don Pedro Colón de Larreategui e ingresó en el convento de Santa Ana y San José de Madrid al enviudar.

Doña Teresa María Ximénez de Loyola y Álvarez de Arellano, hija de Joaquín Ignacio Ximénez de Loyola y de doña Catalina Álvarez de Arellano y Echauz de Velasco, su mujer, sucedió en el mayorazgo, como biznieta de don Martín de Echauz y Velasco, Caballero de Calatrava en 1669, hermano de don Pedro de Velasco Echauz, e hijo de don Jerónimo de Echauz y Velasco y de doña Catalina de Velasco de Hermosilla. Casó doña Teresa María Ximénez de Loyola y Álvarez de Arellano en el año 1715, con don Diego de Acedo y Alaiza, mayorazgo y señor del palacio y torre de Acedo (Navarra) y tuvieron por hijo y sucesor a Don José Manuel de Acedo y Ximénez de Loyola, nacido en 1726, mayorazgo de Riocavado y sus señoríos y poseedor también de los mayorazgos de Loyola, Acedo y su palacio torre. Fue creado primer conde de Echauz en el año 1784. Casó Don José Manuel de Acedo y Ximénez de Loyola con doña María de Atodo y Zavala, señora y mayorazga del palacio de Atodo. Murió en el año 1786.



« Campaneros en la Sierra de la Demanda La economía tradicional serrana »

logo junta logo feoga logo ministerio logo leader logo agalsa logo diputacion

¿Quieres que te informemos con un SMS de los eventos que tienen lugar en la Sierra de la Demanda?

mail

mail


¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.


mail
Asociación Grupo de Acción Local AGALSA Sierra de la Demanda
C/ Ondevilla, 24. 09199. Pineda de la Sierra. Burgos. España
Tfnos. 947 42 40 28 / 608 742 743
Fax: 947 42 40 29
agalsa@sierradelademanda.com