Paisajes increíbles
Energías renovables
Pizarra
Las últimas nieves
Amaneceres sorprendentes
Patrimonios turísticos e históricos

Ir a portada  más menos Escuchar el texto Extranet

Castellano · English · Français · by Google

Calendario

<Octubre 2017>
LMXJVSD
1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031

Agenda del mes


Covarrubias

Historia

Datos de Interés

Los primeros pobladores conocidos de Covarrubias fueron los Turmódigos, tribu iberica pre-romana extendida por gran parte de la provincia de Burgos. Muchos de sus castros se hallaban ubicados en los altos, y en nuestro caso, habitaron en las Mamblas.

Cerca de Quintanilla de las Viñas, existen vestigios de un poblado celta, como celtas son las estelas funerarias de Lara.

La huella romana subsiste en el puente que brinca a la villa, en el severo torreón ciclópeo -de base probablemente ibera- y en los descubrimientos del Llano de Redonda. La relativa proximidad de la fabulosa Clunia, tuvo que dejar necesariamente muestras de su influencia iberica y romana.

Álzanse cercanas a Covarrubias las ermitas visigóticas de Quintanilla de las Viñas y de Barbadillo del Mercado. De ser cierto que la Colegiata covarruniense fue construida sobre otra iglésia visigótica, es de anotar la intensidad de la vida artística y religiosa en la comarca en aquella época.

Tras el paso de los Visigodos, la primitiva villa recibió a los Árabes. Y con los últimos días de éstos, aparece la inmensa figura de Fernán González, Conde Soberano de Castilla.

Fué Fernán González quien unificó Castilla, y para muchos su figura sobrepasa en mucho a la del Cid Campeador, si bien con peor cantor. El joven conde gustaba de descansar en esta villa, en el palacio que tenía su madre Munniadonna.

A lo largo de su vida, aunmentó considerablemente su relación con Covarrubias. La leyenda hace referencia a un encuentro que -siendo aún joven- tuvo con el anacoreta Pelayo, en la ermita de San Pedro. Dicho eremita le profetizó el futuro que más tarde se cumpliría, como Conde de Castilla. El buen conde levantó la ermita de San Pelayo sobre la cueva donde habitaba tan sabio eremita. Despues, magnificó San Pedro, levantando un monasterio en la vieja ermita. Al morir, fue enterrado allí.

Garcí Fernández, su hijo, tomó el relevo en la reconquista a los sarracenos y la unificación de Castilla. A él se debe el engrandecimiento de Covarrubias. Dos años despues de la muerte de Fernán, compra la villa de Covarrubias a los monjes de Valeránica, y funda el Infantado de Covarrubias, con lo que la villa se convierte en capital de un extenso territorio eclesiástico, civil e independiente. En un principio, sería disfrutado por su hija Urraca. La infanta gobernadora sería la única con poder pleno sobre todo lo ubicado en tal demarcación: la que resolvería cuanto fuera preciso a tenor de sus amplísimas atribuciones, la que, en suma, anularía la autoridad del Conde Soberano de Castilla o del mismo rey. Todos cuantos habitaran en tal jurisdicción pasarían a ser vasallos directos de la Infanta. Como los dominios del Infantado iban a dispersarse por un área muy amplia (gran parte de las provincias actuales de Burgos, Santander, Alava, Logroño y Palencia) sus habitantes podrían circular por toda Castilla con entera libertad. En sus comienzos el infantado de Covarrubias comprendería setenta villas e iglesias, veinte monasterios, infinidad de caserios, quintas, montes, prados, pozos de sal, etc.

El infantado atravesó una grave crisis a la muerte de doña Sancha, infanta de Covarrubias, y del rey de Castilla Sancho III. Nadie podía ocupar la vacante, y Alfonso VIII confió al Arzobispo de Toledo la célebre institución. Pero Fernando III el Santo -nieto de Alfonso VIII- consumó la restauración a instancias de su madre doña Berenguela. Este soberano reunió los miembro separados, devolvió su autonomía primitiva y no habiendo en Castilla Infanta, instauró en su gobierno al Infante don Felipe.

Fue don Felipe uno de los varios hijos que Fernando III tuvo Beatriz de Suavia. Vivió durante sus primeros años bajo la tutela de su abuela doña Berenguela, y queriendo ésta que el niño se inclinára por la carrera eclesiástica le puso por maestro al Arzobispo de Toledo, don Rodrigo. Así, a los doce años ya era canónigo de Toledo. A los 16 años fue elegido abad de la colegiata de Valladolid. A los 17 años fue a París para oir junto a Santo Tomás, las lecciones de teología de San Alberto el Magno. Vuelve a los dos años. En 1248 quedó vacante la abadía de Covarrubias y don Fernando III presentó a su hijo para esta dignidad.

Pero la aparición de la princesa Kristina de Noruega, hija del rey Haakon Haakonson, en Castilla, segó la vida religiosa de Felipe. Kristina, se supone había venído para casarse con el rey Alfonso X el Sabio -que no tenía descendencia con su esposa doña Violante, y ardía en deseos de repudiarla y tener un heredero-, pero a su llegada, la reina doña Violante iba a ser madre. ¿Que hacer con la infanta noruega y con el pacto con el rey Haakon?. Rapidamente, la dieron a elegir entre los hermanos del rey Alfonso, eligiendo ella -guiada por el propio rey- al infante Felipe, casandose el día 31 de Marzo de 1258 en Valladolid.

Pero la dulce princesa nórdica, muere de melancolía en Sevilla, tras cuatro años de matrimonio, encerrada en su palacio, añorando los fjordos noruegos, y su vida en Tönsberg. Fue enterrada en la colegiata de Covarrubias.

A partir de 1759, y con la desaparación de la Abadía, los privilegios quedaron anulados, y si alguno de carácter civil logró subsistir, solamente alcanzó al reinado de Isabel II, durante el que fueron abolidos todos definitivamente.

Mil y una anécdotas podríamos contar acerca de la historia de la villa rachela, pero los hechos aqui narrados ya debieran ser suficientes para comprender la importancia histórica que Covarrubias ha tenido en la fundación de Castilla, y en la vida de sus reyes.

Los escenarios no han cambiado demasiado. Aún podemos contemplar la Villa tal y como la viera el buen conde Fernán González desde el Piélago, cuando volvía del monte de Retuerta de cazar.


logo junta logo feoga logo ministerio logo leader logo agalsa logo diputacion

¿Quieres que te informemos con un SMS de los eventos que tienen lugar en la Sierra de la Demanda?

mail

mail


¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.


mail
Asociación Grupo de Acción Local AGALSA Sierra de la Demanda
C/ Ondevilla, 24. 09199. Pineda de la Sierra. Burgos. España
Tfnos. 947 42 40 28 / 608 742 743
Fax: 947 42 40 29
agalsa@sierradelademanda.com